¿Cuál es el mejor cebo para la pesca en el río?

Mientras planeas tu próximo viaje de pesca en el río, podrías tropezar con la pregunta de qué tipo de cebo debes llevar. Debe pensar cuidadosamente en lo que está pescando antes de tomar cualquier decisión, ya que el éxito del viaje depende en gran medida del tipo de cebo que esté utilizando. Por eso traemos información útil sobre cuál es el mejor cebo para la pesca en el río.

Para atrapar cualquier pez, primero debes atraer su atención. Lamentablemente, no todos tienen el mismo sabor en cuanto a la comida. Por lo tanto, como dijimos antes, el cebo depende del pez al que se apunta. Pero los gusanos son sin duda alguna, la mejor opción para todos. Otros grandes cebos son:

  • Crayfish- Para la lubina, el bagre, la carpa y las cabezas de toro
  • Minnows- Para el bajo o el lucio
  • Camarones- Para bagre, lubina, bagre, crappie, trucha y otros
  • Sanguijuelas- Para atrapar el lucio del norte y el lucio del norte
  • Trozos de peces- Para carpas, bagres y cualquier otro pez que dependa del olor para atrapar a su presa

Ahora, es hora de que cavemos más profundo y te demos más información sobre cada cebo y cómo debes usarlo para maximizar tus posibilidades de conseguir una captura!

Contenido

Gusanos

Los pescadores de agua dulce han estado usando gusanos desde el principio de los tiempos. Están ampliamente disponibles en la naturaleza, especialmente en suelos húmedos, y también se puede comprar algunos en la tienda de aparejos local. Y lo mejor es que a los peces les encantan. Tienen un aroma loco, se mueven como locos una vez que los enganchas, y son muy jugosos. En resumen, una opción confiable para tu viaje de pesca

Podrías pensar que todos los gusanos son iguales, pero te equivocas. Si no nos crees, escribe los gusanos para la pesca, y verás que no estamos mintiendo. Ahora surge la pregunta, ¿qué tipo de gusano debo comprar? Aquí, destacaremos algunos de los más comunes y

    Rastreadores nocturnos: Son el último gusano para la pesca. Son grandes, jugosas y se mueven mucho una vez que las enganchas. Como puedes ver, son una tentación irresistible. Los Nightcrawlers son perfectos para el walleye, crappies, truchas, lubinas, e incluso bagres! Gusanos de comida: Aunque técnicamente no es un gusano, es una opción ideal para los peces pequeños como el crappie, el bluegill y el panfish.

    Gusanos de sangre: Estos son gusanos bastante grandes. Por lo tanto, son más adecuadas para peces grandes como la perca, el róbalo rayado y el bagre. Tengan en cuenta que estos gusanos tienen dientes! Por lo tanto, manéjenlos con cuidado. De lo contrario, te morderán.

    Lombrices de tierra: Estas son las que puedes encontrar en tu patio trasero. Algunos pescadores incluso hacen abono para cosecharlas cada vez que van a pescar. Puedes usar las lombrices de tierra como un sustituto para los rastreros nocturnos.

Estas son sólo algunas de las opciones que se pueden encontrar en el mercado, incluyendo los gusanos artificiales. Son el primer tipo de cebo que debes aprender a dominar si eres un principiante. Ahora que sabes cuáles son los mejores gusanos, es hora de aprender a manipularlos.

Cómo usar los gusanos como cebo

Puedes pensar que esta es una pregunta estúpida. Pero enganchar un gusano no es una tarea fácil. Aquí les presentamos tres formas efectivas de enganchar un gusano dependiendo del pez al que se dirija.

  1. Agarra un pequeño gusano y golpea la cabeza con el gancho. Alternativamente, puedes tomar uno largo y cortarlo por la mitad.
  2. Deslízalo hasta la espiga y deja la cola colgando.
  1. Agarra una lombriz o un rastrillo nocturno.
  2. Golpea la cabeza con el gancho.
  3. Desliza el gusano hasta llegar al ojo del gancho.
  4. Ahora, agarra la cola, ruédala sobre el hueco y pínchala con el gancho. Repite este paso dos o tres veces más.
  1. Agarra un gran gusano.
  2. Golpea la cabeza con el gancho.
  3. Toma el resto del gusano, haz un bucle, y luego vuelve a pinchar con el gancho. Repite este paso hasta que el hueco esté lleno.

Cangrejo de río

Estos son pequeños crustáceos de agua dulce que parecen una pequeña langosta. Pero lo relevante es que los peces los aman. Especialmente tanto la lubina pequeña como la grande. Para algunos pescadores, este es el mejor cebo para la pesca de la lubina.

Aunque se pueden cosechar desde la orilla del río, es bastante difícil. Por lo tanto, la mayoría de la gente comúnmente las compra en una tienda de aparejos. De esta manera, puedes pasar más tiempo pescando peces en lugar de cebo. Ahora, aprendamos a usarla como cebo.

Cómo usar los cangrejos de río como cebo

El proceso no es tan complicado como con los gusanos. Pero, cómo engancharlo, y la cantidad de cangrejo que se debe usar depende del pez.

Sólo puedes usar la cola si deseas capturar peces pequeños como el pez pan. Clava el anzuelo a lo largo de toda la cola.

Si su objetivo es la lubina, recomendamos usar un cangrejo de río entero y vivo. Puedes clavar el anzuelo en el último cuarto de la cola.

Puedes usar un cangrejo de río muerto entero como cebo para pescar bagres. En este caso, clava el anzuelo en la parte superior.

Como puedes ver, aparejar un cangrejo de río no es tan complicado. Aún así, asegúrate de mantener tus dedos alejados del anzuelo mientras lo empujas a través del caparazón.

Minnows

Los pececillos son esos pequeños peces que se ven nadando en la orilla del río. Puedes atraparlos efectivamente usando una red, siempre que sea legal, por supuesto. Alternativamente, puede comprarlos en cualquier tienda de artículos de pesca.

Puedes usar los pececillos para atrapar casi cualquier pez. Lo único que debes tener en cuenta es su tamaño. Una regla general es usar peces de carnada más grandes para peces más grandes, como el lucio y la lubina.

Cómo usar los pececillos como cebo

Hay tres formas comunes de enganchar peces de carnada. Todas ellas tienen un objetivo común, mantener al pececillo vivo tanto tiempo como sea posible, y permitirle moverse tan libremente como sea posible. Así que, comencemos.

La primera y más simple manera de enganchar un pececillo es a través de su montura. Asegúrate de agarrar tanto el labio superior como el inferior. De lo contrario, el anzuelo se soltará, y perderás el cebo. Recomendamos este método si le gusta el curricán de río.

La desventaja de pasar el anzuelo por los labios del pez es que no podrá abrir la boca. Por lo tanto, no será capaz de respirar, lo que significa que, después de algún tiempo, el pececillo morirá.

Otro método es pasar el gancho por debajo de la aleta dorsal. De esta manera, el pez podrá moverse, y se mantendrá vivo más tiempo que cuando se engancha a través de sus labios. Pero tienes que engancharlo justo debajo de la aleta dorsal. Un poco más abajo y el pez morirá rápidamente.

El último método, que es el más común, es enganchar el pez a través de la cola. Asegúrate de no perforar al pez demasiado lejos de su cola, o en la propia cola.

Camarones

Puedes usar tanto los camarones de agua dulce como los de agua salada para la pesca en el río. Sin embargo, este último no sobrevive mucho tiempo dentro del agua dulce. Por lo tanto, puede ser difícil atrapar peces que prefieren el cebo vivo, como la lubina y la trucha.

De cualquier manera, puedes usar los camarones para apuntar a una gran variedad de peces, y eso es lo importante.

Cómo usar las gambas como cebo

Usar los camarones como cebo es un proceso sencillo. Engánchalos por el último tercer segmento de la cola, especialmente si estás usando camarones vivos.

Alternativamente, si utilizas camarones de agua salada, puedes engancharlos detrás de los cuernos, en su cuerpo, o pasar el anzuelo a través del camarón por todo el cuerpo. Estos métodos matarán instantáneamente a la gamba. Por lo tanto, sólo recomendamos usarlos con gambas muertas o de agua salada.

Otro consejo útil es cocinar y pelar los camarones. Aumentará el aroma y, por consiguiente, aumentará sus posibilidades de atrapar peces.

Sanguijuelas

No es lo primero que viene a la mente cuando se piensa en un cebo para la pesca en el río. Principalmente porque la mayoría de la gente les teme debido a su comportamiento chupasangre. Pero las sanguijuelas funcionan, especialmente para el lucio del norte, la lubina y el ojo de buey. Principalmente porque es una fuente de alimento estándar para esos peces.

Como sucede con los pececillos, el tamaño de la sanguijuela influye en el tamaño de la captura. Naturalmente, las sanguijuelas más grandes son ideales para peces más grandes, etc.

Cómo usar las sanguijuelas como cebo

Primero, debes agarrar la sanguijuela por la cola. No te preocupes, es fácil distinguir la cabeza de la cola ya que esta última es más grande y dura. Además, enganchar la sanguijuela por la cola le permitirá nadar más naturalmente.

Una vez que tengas la sanguijuela en control, sólo tienes que pinchar su cola con el gancho. Luego, perforarla de nuevo en la sección media, ¡y estarás listo para lanzar!

Trozos de pescado

Si planea usar peces muertos como cebo, es más efectivo cortarlos en pedazos, especialmente si se trata de peces que dependen de su olor para atrapar presas.

Puedes usar cualquier pez para este propósito, incluyendo pequeños peces de carnada.

Cómo usar trozos de pescado como cebo

Como el pez ya está muerto, no hay una forma incorrecta de enganchar los trozos de pescado. Lo único que recomendamos es escalar el pez pero dejar la piel. Esto realzará el aroma y lo esparcirá aún más.

Como sucede con los pececillos, debes usar trozos pequeños para los peces pequeños, y trozos más grandes para los peces de caza como el róbalo.

Agarra tu caña, línea, bote y…

La pesca se basa en la estrategia. Por lo tanto, la elección de la combinación correcta de caña, línea, anzuelo y, por supuesto, cebo es crucial para el éxito de un viaje de pesca en el río. Por lo tanto, tómate todo el tiempo que necesites para encontrar el cebo correcto, y para aprender a engancharlo correctamente.

Para nosotros, los gusanos son el mejor cebo para la pesca en el río, ya que la mayoría de los peces lo consideran un bocadillo irresistible. Además, son extremadamente fáciles de encontrar tanto en la naturaleza como en las tiendas de aparejos. Y, como es de esperar, no son tan caras. En conclusión, es una opción sólida, independientemente del río o los peces.

Pero tienes muchas otras opciones, como cangrejos, sanguijuelas, pececillos, trozos de pescado y camarones. Por lo tanto, si te disgustan tanto los gusanos que ni siquiera puedes tocarlos, estos son sustitutos adecuados.

Deja un comentario