Como elegir un flotador

En este articulo hablaremos de los tipos de flotadores, sus partes y para que tipos de pesca los utilizaremos. Tenderemos a buscar siempre el flotador que mayor sensibilidad y estabilidad tenga, de esta forma conseguiremos ver la picada con mayor facilidad.


También buscaremos flotadores en los que predominen en la parte superior del cuerpo los colores amarillos y anaranjados fluorescentes de forma que sean muy visibles en caso de pescar a larga distancia.


La modalidad de pesca a corcho es una técnica de pesca en la cual se necesita mucha concentración y a la vez es muy satisfactoria, con ella podemos pescar un amplio abanico de especies, todo dependerá del pesquero y del tipo de especie que queramos pescar.


Los flotadores los dividiremos en tres partes:


La parte superior es la llamada pluma esta sobresale por encima del agua y es la que detectara que un pez esta tomando nuestro cebo.


El cuerpo que nos proporciona la flotabilidad, puede ser de muchos materiales y formas, madera de balsa, plástico y hueco en su interior, de espuma, etc.


La parte inferior que la llamaremos quilla y se encargara de darle la estabilidad al flotador.


Después del flotador siempre irá un plomo y un quitavueltas. El peso del plomo siempre irá en relación con la flotabilidad del corcho, para esto siempre probaremos el plomo que consiga más estabilidad al corcho. De todas maneras a la hora de comprar el flotador o corcho ya se nos indica en el corcho cuantos gramos de plomo necesita.


Otras diferencias que podremos encontrar sera la forma de sujetarlo en la linea; en el caso de pesca a la inglesa serán flotadores que se sujeten con una goma por la parte de la quilla.


Este tipo de flotador es utilizado en pesca de agua dulce y en pesqueros con poca corriente dado que suelen ser flotadores largos, finos y con poco gramaje de plomo. Se puede sujetar desde dos o mas puntos es decir con varias gomas distribuidas entre la pluma y la quilla ( algunos modelos disponen de unas pequeñas anillas para pasar el hilo) a estos se los denomina pesca a la boloñesa y son flotadores de mayor tamaño que los anteriores.


Finalmente existen los flotadores que el hilo pasa a través de ellos, los puedes encontrar de todas las formas y tamaños. Este tipo de flotadores podemos sujetarlos de dos formas y estas dependerán de la profundidad que estemos pescando:


Flotador fijo, donde el hilo pasa a través del flotador por medio de un tubo de plástico fino y después frenamos el flotador con la pluma, la cual clavaremos dentro del tubo de plástico. De esta forma el flotador tendrá el cebo a la altura que nosotros necesitemos cambiando la altura o cala a nuestro antojo simplemente soltando la pluma y volviéndola a clavar. Esta técnica es utilizada cuando la profundidad es menor que el largo de la caña.


Flotador corrido, donde el hilo seguirá pasando a través del flotador pero en esta técnica el hilo lo frenara un nudo que haremos en el hilo por la parte de la pluma, insertando después una pequeña perlita para que el nudo no pase también por el tubo de plástico.


En mi caso en el corcho corrido suelo usar para frenarlo un troza de gusanillo de plomo que me hace el mismo efecto y es mas fácil de montar. La técnica de corcho corrido se suele utilizar cuando la profundidad del pesquero es mayor que el largo de la caña y el flotador siempre se queda a la altura de la gameta a la hora de sacarlo del agua y alcanzar el anzuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *