5 consejos probados para atrapar al Big Bass en la primavera

El bajo es de sangre fría.

Los animales de sangre fría no gastan energía metabólica para mantener su temperatura interna. En su lugar, la temperatura interna de sus cuerpos coincide con la de su entorno exterior. Cuando el agua está caliente, el pez está caliente. Cuando el agua está fría, el pez está frío.

Cuando se intenta maximizar la efectividad de la estrategia de pesca de la lubina, hay que tener en cuenta esos hechos, especialmente en primavera.

Entonces, ¿cómo se aprovechan las oportunidades de pesca de la lubina de primavera? Aquí hay cuatro consejos para ayudarte.

Contenido

Lubina hambrienta a principios de la primavera

Durante el invierno, el agua se enfría, y el bajo se enfría. Los róbalos fríos son lentos y poco agresivos comparados con los de verano, y eso significa que se alimentan con menos frecuencia. Dos cosas suceden como resultado de esto: el bajo pierde peso, y el bajo tiene hambre.

Por suerte para los pescadores, el bajo lleva esa hambre hasta la primavera. Y una lubina hambrienta es la lubina que quieres pescar.

El bajo hambriento estará más dispuesto a gastar la energía necesaria para alimentarse agresivamente. Además, debido a que más lubinas se están alimentando, hay más competencia por la comida. Esto crea un frenesí alimenticio en el que los róbalos son menos exigentes con lo que comen.

Conocer la temperatura del agua

La verdad es que a Bass no le importa qué estación es o qué época del año es. La temperatura del agua determina su reloj biológico, y su reloj biológico es lo que afecta a sus hábitos de alimentación y reproducción.

La clave para capturar lubinas, sin importar qué, es entender sus hábitos de alimentación y reproducción.

En la primavera, hay dos eventos importantes en la vida de un bajo: el período pre-despoblado y el desove. Comprender estos dos eventos te ayudará a modelar los peces, y a capturar más de ellos.

Presentado

El precreado ocurre a principios de la primavera cuando la temperatura del agua está alrededor de 48 a 55 grados Fahrenheit. Este es el período de tiempo en el que las lubinas están más hambrientas, lo que significa que también es el momento en el que son más fáciles de atrapar. Además, como los peces reproductores se preparan para el período de desove, es cuando incluso el róbalo más grande se alimentará agresivamente.

Para aprovechar las prometedoras oportunidades del período de preengorde, concéntrese en la pesca en aguas menos profundas cerca de los lomos de los arroyos, así como en los bolsillos poco profundos y sus alrededores.

Y mantén un ojo en el clima. Durante el período de precreación, un frente cálido puede empujar a más peces a aguas menos profundas. Esto crea más competencia de alimentación, y hace que los peces sean más fáciles de encontrar.

Desove

Las lubinas desovan cuando la temperatura del agua está entre 55 y 60 grados Fahrenheit.

Cuando las lubinas están desovando se encontrarán en áreas protegidas con un fondo de arena o grava. Estas zonas suelen estar en aguas poco profundas, así que asegúrate de llevar gafas de sol polarizadas para que puedas ver al pez antes de que él te vea a ti.

Si encuentras róbalos en sus camas, toma nota de su comportamiento. Si el pez lo ve y sale corriendo, probablemente será difícil de atrapar. Pero los peces territoriales que te ven pero se quedan tenderán a ser agresivos, y es más probable que se lleven tu señuelo.

Es importante señalar que el róbalo desovador debe ser liberado después de la captura. Diviértanse atrapándolas, pero asegúrense de manejar los peces con cuidado y respeto para que puedan reproducirse con éxito.

Despliegue su enfoque

Más que en otras épocas del año, el bajo tiende a estar en movimiento en la primavera. Donde se pesca un día puede estar completamente desprovisto de vida al día siguiente.

Por lo tanto, es importante mantenerse agresivo en esta época del año y cubrir tanta agua como sea posible. En general, la mayoría de los expertos aconsejan pescar en las zonas más profundas del agua y trabajar lentamente hacia los lugares más someros.

Cebos de reacción para peces

En movimiento, los cebos de reacción son particularmente útiles para ayudar a determinar dónde están los peces que se alimentan. Swimbaits, crankbaits, jerkbaits y plataformas de Alabama, básicamente cualquier cosa grande y ruidosa te ayudará a encontrar dónde se está alimentando el róbalo. Usa estos señuelos mientras trabajas en un área, y espera hasta que empieces a ser golpeado.

Una vez que encuentres el pez, puedes reducir su velocidad hasta un gusano de goma o un lagarto de goma. Esta táctica te ayudará a atrapar a los peces menos agresivos de la zona que no han visto tu gran señuelo.

Agua de peces

La pesca de lubinas con señuelos de agua es mi método de ataque favorito. Produce un buen número de peces, de buen tamaño, y los ataques son más emocionantes que cualquier otro método.

Una de mis épocas favoritas del año para pescar en la superficie del agua es en medio de la primavera.

Cuando la temperatura del agua se acerca a los 70 grados y el agua está en calma, saco mi bote por la tarde para encontrar áreas planas y poco profundas en el lago donde la vegetación acuática está empezando a reaparecer. En estas zonas, busco pequeños peces que se lanzan alrededor, persiguiendo el cebo.

Una vez que los encuentro, empiezo a lanzar los señuelos más pequeños que tengo. La pesca en esta época del año puede ser agotadora, ya que estarás físicamente agotado por el tamborileo en pequeñas lubinas todo el día.

Pero una vez que el sol comienza a bajar, estas mismas áreas comienzan a atraer peces más grandes. Así que, no te desgastes en enrollar a los pequeños mientras el sol está afuera porque sus hermanos mayores están esperando la alimentación de la tarde.

La pesca de la lubina en la primavera es como la pesca en cualquier otra época del año: encontrar los peces, determinar lo que están comiendo y comenzar a lanzar.

Pero los lubinas se comportan de forma diferente en primavera y entender ese hecho te ayudará a atrapar más peces. Tengan en cuenta estos 4 consejos y pónganse a trabajar. Tenemos peces que atrapar!

Deja un comentario