Pesca con ermitaños

El ermitaño es de la familia de los crustáceos, puede llegar a medir hasta 10 cm. de largo se caracteriza por tener una pinza mas grande que la otra cual utiliza para conseguir comida, tiene la peculiaridad de aprovechar y vivir en las conchas abandonadas de caracoles muertos, esto es debido a que poseen un caparazón blando y esta es su forma de protegerse. Es un cebo excelente para la pesca de espáridos tales como la dorada, sargo, vidriada, pargo etc.


ermitaño sin concha


Es un cebo que no esta al alcance de todos puesto que como no se comercializa para alimentación, solo lo puedes encontrar en algunas casas de pesca o si tienes la suerte de conocer o tener acceso a los barcos de pesca de arrastre.


La mejor forma de usar los ermitaños es anzuelándolos vivos pero si los consigues y no tienes la opción de ir en el dia puedes sacarlos de la concha y congelarlos, siempre sin tocar agua dulce pues su caparazón se queda blando.


La forma de montarlo en el anzuelo es pasándolo por una aguja de gusano y la gameta hay que pasarla empezando por la cabeza siguiendo por su interior y finalmente sacarlo por la parte final del abdomen blando y de esta forma esconderemos el anzuelo dentro de la cabeza. Un consejo para que dure mas a las picadas es usar hilo de licra y darle unas vueltas , de esta forma el abdomen durara un par de embestidas de nuestra deseada pieza.


Para sacar al ermitaño tenemos dos formas de hacerlo, una consiste en romper la concha y arriesgar a destrozarlo y la otra que me funciona muy bien consiste en calentar la concha con un mechero, ya vereis con que velocidad sale de la concha y de esta forma lo sacas entero. Os dejo un video donde vereis otra forma de anzuelar a un ermitaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *