Pesca de la caballa

Hace un mes decidimos tres amigos salir a pescar caballas, quedamos en el puerto a las 6.oo h de la mañana. Entre la preparación del barco, cañas y artilugios varios, la salida por bocana fue a las 6,45 horas rumbo a un punto grabado en el plotter donde hay un pecio hundido.


Tardamos sobre 25 minutos en llegar pues esta a unas 7 millas del puerto de salida, llegando a 40 m. de profundidad pusimos las cañas de curricán por ver si teníamos suerte y sonaba la carraca pero llegamos al punto sin que tuvieramos una picada.


Llegamos al punto en cuestión y tardamos uno 20 minutos en conseguir anclarnos, pues el pecio no es muy grande y todo su alrededor es arena, con la deriva y 60 metros de profundidad cuando el ancla llega al suelo te has pasado y vuelves a empezar.


Una vez anclados empezamos a cebar con sardina cortándola en trozos muy pequeños, siempre tenemos que tirar el engodo a la parte contraria del barco a donde venga la corriente para que este mas tiempo debajo del barco.


En el video podemos ver como suben las caballas y los estorninos buscando el engodo.


Después de tirar sardina durante una hora empiezan a aparecer las primeras caballas entonces es momento de pescar con una traca de plumitas montando un jig al final como plomo, la técnica consiste en dejar caer las plumas hasta el fondo y subirlas dando pequeños tirones, imitando a pequeños peces en huida.


Con esta técnica de pesca deportiva embarcamos 6 ó 7 caballas pero según va avanzando el día y la luz del sol es mas intensa las caballas ven el engaño muy facil y dejan de picar teniendo solo picadas esporádicas robadas por curiosidad y clavadas por el cuerpo y no por la boca.


Pasadas las 9.00 de la mañana y el sol completamente fuera cambiamos de tecnica, usamos plomo corrido de poco gramaje, una cameta de un braza de 0,30 de fluorocarbono y anzuelos del numero 3 de asari.


Con esta técnica de pesca deportiva usaremos un trozo de sardina, lo pasaremos por una aguja de gusano y con hilo de licra la licraremos, el motivo es porque las caballas se acercan a toda velocidad a tomar el cebo y la sardina es un cebo bastante blando llegando a perder 3 de cada 5 picadas.


Una vez ensartada la sardina en el anzuelo dejaremos caer el plomo hasta casi el fondo e iremos subiéndolo poco a poco y contando aproximadamente las vueltas de carrete y de esta forma cuando pican sabremos a que profundidad están y será a esa profundidad donde dejaremos nuestros cebos.


Durante la mañana se sucedieron las picadas llegando a embarcar unas 40 caballas, bueno en esta ocasión no eran caballas sino sus hermanos lo estorninos que son de mayor tamaño llegando algunos incluso al kilo dando muchísima batalla. En la foto inferior vemos una foto con capturas del día dejando embarcadas solo las de mayor tamaño y las pequeñas que vienen tragadas.


pesca de caballas 1


En el siguiente video podemos ver la picada de un estornino estando la caña en el cañero, la picada es brutal para el tamaño del pez, con equipos ligeros es una delicia el combate que presentan.


Espero que os guste el relato, nosotros tuvimos una mañana esplendida el mar estaba prácticamente plano poca corriente y el pescado con toda la actividad. ¿ Que mas se puede pedir? Pues eso un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *